Beneficios de la lectura: ¡Descubre 7 que te animarán!

Beneficios de la lectura ¡conoce a 7 que te animaran

¿Sabes cuáles son los beneficios de la lectura? Si más gente supiera lo ventajoso que es el hábito de la lectura, tendríamos más lectores en nuestro país. Pero los números dicen lo contrario. Uno investigación reveló que, en promedio, los latinoamericanos no leen más de 2,43 libros por año.

La falta de práctica de la lectura es la base para el empobrecimiento de los debates. Usted puede notar la dificultad que las personas tienen para mantener una discusión productiva. Cualquier divergencia de opinión pronto da lugar a ofensas personales. Los brasileños tienen dificultades para interpretar hechos, organizar ideas y presentar argumentos bien estructurados.

Todo esto es un reflejo del bajo interés por los libros, que debe ser estimulado desde la infancia. A pesar del poco incentivo, parte del público joven demuestra aptitud para la lectura, tanto es así que uno de los géneros más leídos en el país es el infantil y juvenil, que solo pierde ante las obras de la literatura extranjera.

¡Sigue, en este post, 7 beneficios de la lectura que hemos configurado para animarte a convertirte en un lector asiduo!

1. Estimula la creatividad

La lectura es un hábito enriquecedor lo que aporta una serie de beneficios y potencia las diversas habilidades del lector, y una de ellas es la creatividad. Las historias presentadas en los libros exploran diferentes escenarios. Dependiendo del estilo del autor, los entornos, personajes y objetos se describen con gran detalle.

Para entrar en este otro universo, el lector necesita crear las imágenes y escenas en su mente y conectarse con la narrativa. Cuanto más productiva sea tu imaginación, mejor será la experiencia de lectura.

En este caso, la creatividad aporta un poco de individualidad. Esto se debe a que los escenarios que construyes en tu mente se refieren a tu propio mundo interior, es decir, cada lector imagina la historia a su manera.

2. Ejercita el cerebro

Ese hábito de leer promueve el crecimiento intelectual, ya lo sabes, pero la investigación en el campo de la Neurología trae explicaciones precisas para esto. A medida que el individuo lee, realiza una mayor cantidad de sinapsis: conexiones neuronales. Esto significa que el leer es como un gimnasio al cerebro. Con esto, se favorecen varias funciones cerebrales.

También hay estudios que analizan la relación entre la práctica frecuente de la lectura y la prevención de enfermedades degenerativas, como el Alzheimer. Todavía se investiga en el área, pero la hipótesis es que la disminución que se produce en el cerebro con la edad avanzada puede reducirse a medida que se ejercita la mente, y esto ocurre con aquellos que suelen leer.

3. Mejora la concentración y la memorización

Acabamos de hablar sobre los efectos de la lectura en la salud del cerebro. Las funciones cognitivas, como la memoria y la concentración, también están muy elaboradas a medida que leemos. La lectura es un excelente entrenamiento de atención y un recurso efectivo para aprender a concentrarse. Especialmente cuando lees en entornos más ocupados, donde tienes que esforzarte por mantenerte enfocado sin distraerte con estímulos externos.

Del mismo modo, aquellos que leen con frecuencia pueden memorizar información más fácilmente, porque esta función se entrena constantemente cuando seguimos un libro. A lo largo de la historia, absorbe nuevos datos (nombres de personajes, detalles del entorno, etc.) y necesita canjearlos en los siguientes capítulos.

Precisamente al estimular estas funciones cognitivas es que la lectura también facilita la adquisición de nuevos idiomas, es decir, los lectores asiduos pueden demostrar una mayor aptitud para aprender otros idiomas.

4. Amplía el vocabulario y el conocimiento general

Al leer un libro, se te ocurren innumerables palabras nuevas, algunas incluso bastante exquisitas y poco utilizadas en el día a día, dependiendo del estilo literario. La expansión del vocabulario también es útil cuando se construyen ensayos bien diseñados.

Además del repertorio verbal, el lector amplía sus conocimientos generales. En los libros, siempre tendrá acceso a nueva información sobre lugares del mundo, períodos históricos, diferentes culturas y más. Es indiscutible el aprendizaje adquirido a través de la lectura.

5. Desarrolla el encadenamiento de ideas y habilidades de escritura

¿Alguna vez has escuchado que cuanto más lee la persona, mejor escribe? ¡Eso es un hecho! Las dos acciones siempre están relacionadas. Interpretar datos y hechos, organizar el pensamiento, formular síntesis y encadenar ideas son habilidades importantes que se desarrollan con el hábito de la lectura y, en consecuencia, mejoran la escritura.

También puedes perfeccionar tu estilo según el tipo de libros que leas. Cuando nos identificamos con la escritura de un autor en particular, tenemos la propensión a «heredar» parte del tono que utiliza en sus textos. Esto ocurre casi automáticamente, es decir, mientras escribimos, nuestra mente puede evocar este modelo.

6. Despierta el sentido crítico y la flexibilidad analítica

«Los que no leen, están obligados a creer todo lo que les dicen». Posiblemente hayas visto una frase similar a esa, ¿no es así? Esto también nos lleva al Mito de la Cueva de Platón, uno de los pasajes más importantes de la Filosofía, que, en definitiva, habla de la importancia de buscar el conocimiento mucho más allá de lo que se nos presenta.

Incluso hoy, miles de años después de la era de Platón, nos enfrentamos a situaciones similares. Las personas tienen acceso completo a fuentes seguras de noticias y aún creen fácilmente en cualquier información que les llegue. Más que eso, no se aseguran de la veracidad de los hechos y revelan los datos infundados, dando fuerza a una cadena de ignorancia.

La lectura, por lo tanto, saca al individuo de este ciclo de sentido común y posicionamiento automático y le permite tener una mirada crítica a los hechos. Esto ayuda a observar la situación a través de diferentes prismas y tomar una postura más cuestionadora.

7. Transporta al lector a otro universo

Finalmente, la lectura entretiene, te ayuda a distraerte, relajarte y aliviar el estrés. El lector aleja el foco de las tensiones y problemas de la vida cotidiana y abre las puertas de un mundo paralelo, totalmente alejado de su realidad. Los personajes cobran vida y los escenarios se dibujan en la mente de quienes leen, comenzando un rico viaje, en el que incluso las emociones afloran como si fueran experiencias reales.

De todos los beneficios de la lectura, el más increíble es el diálogo que se construye entre dos mundos: el que se presenta en los libros y el que hay dentro de cada persona. A partir de este encuentro de ideas y sensaciones, es posible aprender a mirar la vida desde otros ángulos. Leer es un hábito que abre la mente y puede hacer del lector una mejor persona!

Interesante cuánta lectura puede facilitar nuestro desarrollo, ¿no? ¿Qué tal si traes conocimiento a otras personas y fomentas este buen hábito? ¡Así que aprovecha para compartir este post en tus redes sociales!


Más mapas mentales...